Saber cómo cuidar y reproducir el Árbol de jade es realmente útil, dado que se trata de una de las especies de suculentas ideales para principiantes y que, además, es relativamente sencilla de conseguir (siempre dependiendo de la zona en la que vivas, claro está).

Los nombres científicos del ‘Árbol de jade’ (como se conoce de manera común) son Crassula ovata o Crassula argentea. También es conocida como ‘Planta del dinero’, ‘Planta de la suerte’ o ‘Árbol del dinero’. Estos últimos nombres se deben a que a esta planta se le atribuye cierto poder de atracción de la suerte, concretamente, en temas relativos al dinero.

El ‘Árbol de jade’ o Crassula ovata es una especie de la familia Crassulaceae originaria de Sudáfrica y Mozambique.

Índice de contenidos

Cómo cuidar el ‘Árbol de jade’

El Árbol de jade se cultiva tanto en interiores como en exteriores y, como comentábamos con anterioridad, se trata de una especie altamente recomendable tanto si apenas has comenzado en el mundo de las suculentas como si ya tienes mucha más experiencia.

Entre las muchas bondades de la Crassula ovata o ‘Planta del dinero’ se encuentra el hecho de que vive muchos años. Eso da muestra de que, verdaderamente, se trata de una especie cuyos cuidados son relativamente sencillos.

Antes de adentrarnos en los consejos sobre cómo cuidar y reproducir el Árbol de jade, vamos a hablar sobre sus características.

Características de la Crassula ovata ‘Árbol del dinero’

El ‘Árbol del jade’ tiene tallos gruesos con apariencia de madera y hojas carnosas y de forma ovalada, de colores que van desde el verde oscuro hasta, en algunos casos, tonos rojizos o amarillos, fundamentalmente en las puntas.

La ‘Planta del dinero’ o Crassula argentea crece hasta una altura de unos 90 cm aproximadamente y puede llegar a alcanzar unos 60 cm de ancho. Con el tronco grueso, ramificaciones y su reducido tamaño hacen que tenga forma de un árbol pequeño lo que la asemeja, en ocasiones, al bonsai.

Son plantas bastante resistentes que toleran cierta falta de iluminación, lo que la hace una planta apta para cultivar en interiores, siempre y cuando, se sitúe en lugares perfectamente iluminados.

La Crassula ovata o Árbol de jade es ligeramente tóxica tanto para humanos como para mascotas. Esto no significa que se trate de una planta peligrosa, sino que se deben tomar ciertas precauciones, sobre todo, en lo relativo a los animales de compañía.

Existen algunos híbridos de Crassula ovata y otras especies de suculentas de aspecto similar que tienen, más o menos, los mismos o, prácticamente los mismos, cuidados. Por ejemplo, la Crassula ovata ‘Tricolor’, la Crassula ovata ‘Hobbit’, la Crassula ovata ‘Gollum’ o la Crassula arborescens.

Temperatura

La temperatura ideal para el ‘Árbol de jade’ está entre los 15 y los 24ºC, aproximadamente, si bien durante el invierno esta planta puede llegar a soportar temperaturas por debajo de los 5ºC.

Se trata, por tanto, de una especie bastante resiliente que se encuentra a gusto en climas templados y secos, pero también soporta temperaturas más extremas y ambientes húmedos. Eso sí, no soportan las heladas.

Así que, una de las precauciones que se deben tomar con la ‘Planta de jade’, es colocarla en espacios interiores en el caso de que las temperaturas desciendan demasiado pues, en ese caso, aumenta exponencialmente el riesgo de congelación de la planta. Nuestra recomendación es que tengas tu ‘Árbol de jade’ en una maceta ligera que puedas mover con facilidad según sea necesario.

Iluminación

Una buena iluminación es un factor que influirá enormemente en el bienestar de tu ‘Árbol de jade’. Si decides cultivar la Crassula ovata en interiores te recomendamos que la coloques cerca de una ventana, si es posible, la que más iluminación reciba durante el día.

Para esta planta, buena iluminación y buena salud, van de la mano. Si puedes asegurar que tu ‘Planta del dinero’ reciba, al menos, 4 horas de luz solar directa cada día, tendrás una planta feliz.

Por otro lado, respecto a la iluminación debes tomar ciertas precauciones si tu ‘Planta de jade’ es aún joven. En ese caso, debe recibir mucha luz solar pero de manera indirecta. En el caso de las plantas adultas no hay problema con la recepción de luz solar directa, aunque siempre debes tener en cuenta que las condiciones de tu zona o región sean apropiadas para la Crassula ovata.

Si te encuentras en el hemisferio ubica tu planta en una ventana orientada al sur para que reciba la mayor cantidad de luz durante el año. También, aunque en menor medida, las ventanas con orientación oeste son adecuadas. Recuerda, además rotar de vez en cuando la planta sobre su propio eje para que no se incline a hacia la dirección de la ventana.

Uno de los riesgos de la falta de luz es la etiolación. Si quieres saber más sobre este fenómeno te recomendamos que no te pierdas nuestro artículo sobre etiolación de suculentas.

Riego

Respecto a las necesidades de riego de la Crassula ovata o ‘Planta del dinero’, como solemos recomendar siempre, es aconsejable utilizar el ‘método de riego y sequía’ del que te hablamos en nuestro artículo sobre cómo regar suculentas y cactus.

Riega abundantemente tu planta cada vez que el sustrato se seque por completo. Te recomendamos nuestro artículo sobre cuándo regar suculentas y cactus donde encontrarás diferentes métodos para comprobar la humedad del sustrato y saber si es o no momento de regar.

Debes tener en cuenta tus condiciones y las circunstancias que rodean a la planta tales como horas de luz que recibe, época del año, el drenaje de la maceta o recipiente en el que se encuentra o la porosidad del sustrato utilizado. Como cualquier especie de suculenta, el exceso de humedad provocará la putrefacción de la planta, hecho que derivará en la muerte de la misma.

Si tienes colocada tu Crassula ovata o ‘Árbol de jade’ en interior, debes tener cuidado y prestar atención a que no se acumule humedad en el sustrato pues esta planta, al igual que la mayoría de las suculentas, sensible al exceso de humedad. Revisa las condiciones de tu ‘Planta del dinero’ frecuentemente para evitar sorpresas desagradables. En interiores te recomendamos regar solo el sustrato y no humedecer las hojas de tu Crassula ovata ya que el agua estancada podría causar problemas.

Por otra parte, en exteriores, humedecer las hojas de la planta no supone un riesgo, pues hay mejor ventilación y menor probabilidad de que el aguas se quede estancada. Sin embargo, ten en cuenta que el agua de grifo suele contener minerales que, tras secarse el riego, deja manchas blancas en las hojas. Así que si usas agua de grifo para regar te recomendamos que también evites mojar las hojas.

Sustrato

Estrechamente unido al apartado anterior sobre el riego del ‘Árbol del jade’ es fundamental el uso de un sustrato para suculentas que sea poroso, es decir, que permita la correcta filtración del agua para evitar el exceso de humedad.

Existen varias opciones para conseguir el sustrato adecuado para la Crassula ovata: puedes comprar un sustrato especial para suculentas y cactus o, directamente, preparar tu propia mezcla. En este artículo tienes 7 recetas para hacer tu propio sustrato casero para suculentas.

Maceta o recipiente

Puedes utilizar cualquiera de los tipos de macetas para suculentas de los que te hablamos habitualmente. Tan solo debes tener en cuenta que, si decides utilizar una maceta de terracota, es posible que, tras cada riego, notes que se crea una especie de polvo blanco o moho. No te pierdas nuestro artículo si quieres saber qué es ese moho blanco en las macetas de terracota y cómo eliminarlo

También, deberás tener en cuenta las condiciones en las que vas a tener tu planta para elegir el tipo de maceta, pues, en el caso de que tengas que moverlas habitualmente será más conveniente utilizar un tipo de maceta más ligera aunque, por contra, puede existir más riesgo de que esta se ‘vuele’ consecuencia del viento.

Fertilización

Puedes aplicar, ocasionalmente, algún tipo de fertilizante para suculentas al ‘Árbol de jade’ diluido con el agua de riego. Nosotros te recomendamos que utilices un fertilizante casero para suculentas, sobre todo, porque son ecológicos, baratos y realmente sencillos de realizar.

Si quieres hacer tu propio fertilizante para suculentas no te pierdas nuestras recetas con cáscaras de huevo o plátano.

Floración

La Crassula ovata o ‘Árbol del jade’ puede producir flores de color blanco o rosadas si la planta se mantiene en unas condiciones adecuadas que favorezcan su floración.

Estas condiciones de las que hablamos suelen tener que aplicarse durante el otoño en el que los días son considerablemente más cortos y, por tanto, las horas de luz que recibe la planta. Este hecho, unido a una reducción de riego así como, la supresión del uso de fertilizantes favorecen la floración de la Crassula ovata.

Cómo trasplantar la 'Planta del dinero'

Para saber cómo trasplantar la Crassula ovata o ‘Árbol de jade’ debes tener en cuenta algunas consideraciones que vamos a compartirte a continuación:

  • Es interesante trasplantar las plantas jóvenes cada 2 o 3 años. De esta manera, se estimula su crecimiento. En el caso de las plantas más maduras, con hacerlo cada 4 o 5 años será suficiente.
  • Trata de trasplantar a principio de la primavera, justo antes de que comience la temporada de crecimiento activo.
  • Como siempre recomendamos, una vez trasplantada la planta no riegues hasta pasados varios días. Esto, como ya hemos explicado, es porque al manipular la planta algunas raíces se dañan y se encuentran más vulnerables a plagas y enfermedades. Deja unos días para que puedan cicatrizar correctamente.
  • El Árbol de jade es una especie de suculenta que crece lentamente, por lo tanto, no tengas prisa por realizar un trasplante si crees que la planta está en una maceta demasiado pequeña. Cuanto menos se manipule la planta, mucho mejor.

Cómo podar el ‘Árbol de jade’

Saber cómo podar una Crassula ovata o Planta del jade es otra parte importante relativa a los cuidados de esta especie.

Puedes optar por dejar que la planta crezca libremente o realizar regularmente podas que permitan mantener una forma más compacta y ayude al tallo a crecer más grueso.

Para realizar la poda del Árbol de jade es importante utilizar unas tijeras afiladas y previamente desinfectadas. Nosotros utilizamos este modelo que, además, se utiliza habitualmente para bonsais.

Nuestro consejo es que siempre que podes trates de utilizar los esquejes para reproducir la ‘Planta del dinero’ y conseguir así más plantas de esta especie. A continuación, te explicamos cómo reproducir el ‘Árbol del jade’.

Cómo reproducir el ‘Árbol de jade’

Para saber cómo reproducir el Árbol de jade o Crassula ovata resulta una ventaja saber cómo reproducir algunas otras especies de suculentas, pues al igual que muchas de estas, la Crassula ovata o ‘Árbol de jade’ se puede reproducir fácilmente por hoja o por esquejes.

Nuestra recomendación es reproducir por esqueje de tallo, ya que la reproducción por hoja es bastante lenta. Aprovecha los esquejes que quedan tras podar tu árbol de jade para reproducirlos.

Para esta planta le reproducción por agua también es recomendable, ya que acelera el enraizamiento de los esquejes.

No te pierdas nuestros artículos sobre cómo reproducir suculentas por hoja y cómo reproducir suculentas en agua donde te explicamos paso a paso con detalle todo el proceso.

Problemas más comunes de la Crassula ovata

Algunos de los problemas más habituales que sufre el ‘Árbol de jade’ son:

  • La etiolación, en caso de no recibir la cantidad de luz adecuada. Comenzarás a ver como aumenta la distancia entre las nuevas hojas y, poco a poco, va perdiendo su característica forma compacta. Una posible solución a este problema es podar o decapitar la suculenta.
  • Las plagas. Saber cómo eliminar plagas en suculentas es fundamental para lidiar con invitados no deseados como la cochinilla algodonosa, pulgón, babosas, caracoles, etc.
  • La pudrición por exceso de riego. Es importante tomar las precauciones de las que siempre hablamos para evitar exceso de humedad en el sustrato que termine por afectar a la salud de nuestra planta. No te pierdas nuestro artículo sobre cómo identificar el exceso o la falta de agua en suculentas.
  • La deshidratación. Si notas que las hojas de tu Árbol de jade comienzan a arrugarse, secarse y caerse es porque, seguramente, está deshidratado y necesita más riego. Si tras aumentar la frecuencia del riego tu planta no mejora su estado te recomendamos que realices terapia de agua para rehidratar.

Árbol de jade y el Feng Shui

El Árbol o Planta de jade se utiliza a modo de obsequio o regalo de manera habitual como práctica del Feng Shui

Este antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan.

El hecho de que el Árbol de jade o Crassula ovata se asocie al dinero o a la buena suerte hace que, sobre todo, sea un regalo perfecto para bendecir nuevos negocios, inaugurar una casa o la celebración de cualquier otro evento relevante como cumpleaños, bodas, aniversarios, etc.

En algunos lugares resulta bastante común encontrar en la entrada de un negocio un ‘Árbol de jade’ o ‘Planta del dinero’.

No te pierdas estos artículos...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas

Recibe gratis todas nuestras novedades