Saber cómo regar suculentas y cactus es uno de los aspectos fundamentales relacionados con el cuidado de estas plantas. El exceso de riego es una de las causas más comunes de muerte de las suculentas junto con las plagas.

El riego de suculentas es algo sobre lo que solemos hablar habitualmente: cómo regar, cada cuánto regar, cómo saber cuándo se debe hacer. De manera que hemos creído conveniente explicar con detalle en este artículo todo lo necesario para saber cómo regar suculentas y cactus correctamente.

En primer lugar, vamos a compartir contigo nuestro método favorito de riego: “riego y sequía”, te contaremos cómo realizarlo y por qué es tan beneficioso para las suculentas. Luego, vamos a explicarte otros aspectos que debes tener en cuenta para realizar un riego adecuado.

Posteriormente, hablaremos de algunas cosas importantes sobre el riego en interiores, en exteriores y en contenedores sin drenaje o terrarios. Finalmente, te daremos algunos tips o trucos extra que muy importantes para asegurarte de que realizas un buen riego en suculentas.

Índice de contenidos

Método de riego y sequía para regar suculentas

Las suculentas no requieren un riego tan frecuente como otras plantas. La frecuencia del riego varía dependiendo de muchísimos factores como, por ejemplo: la temperatura, la humedad ambiental, la estación del año, el sustrato, el contenedor, la especie suculenta o el tamaño de la misma, entre otros. 

Así pues, el riego es un tema muy particular porque depende de las condiciones específicas en las que se encuentre la planta. Si quieres conocer más sobre las variables a tener en cuenta para determinar cada cuánto debes regar tus plantas.

A pesar de que cada suculenta tiene requerimientos de agua diferentes hay un método de riego que funciona para la mayoría de las suculentas en cualquier tipo de ambiente. Nosotros lo llamamos “Riego y sequía”.

Esta técnica consiste en brindar abundante agua a las suculentas (riego) y después dejar secar por completo el sustrato (sequía) antes de volver a regar de nuevo ¡Así de fácil!

Te explicamos por qué esta es la mejor forma de regar suculentas:

1. Las suculentas, en su mayoría, son nativas de ambientes donde se presentan abundantes lluvias seguidas de períodos prolongados de sequía. Estas plantas se caracterizan, precisamente, porque han adaptado alguno de sus tejidos para almacenar agua que pueden posteriormente usar durante periodos de escasez. 

Con el método de “riego y sequía” se pretende imitar estas condiciones tratando, simplemente, de regar en abundancia para que la suculenta acumule reservas de agua, dejar que el sustrato seque por completo entre los riegos y repetir el proceso así sucesivamente.

2. Las plantas se acostumbran a este tipo de riego y se preparan para el período sequía almacenando reservas de agua. Además, las raíces de la planta se extienden para buscar más agua, con lo cual este método favorece el desarrollo de raíces largas y fuertes.

3. Las suculentas son propensas a morir por exceso de riego ya que no soportan estar durante largos periodos de tiempo en un sustrato húmedo. Al dejar secar entre riegos se garantiza que las raíces de la planta no se pudran por exceso de agua.

4. El exceso de humedad en el sustrato es una carta de invitación a plagas y hongos, los cuales pueden afectar seriamente la salud de las suculentas hasta, incluso, causar su muerte. De tal manera, el método de “riego y sequía” también previene la aparición de estos problemas.

Nuestra recomendación, entonces, es que utilices este tipo de riego. Tan sólo debes asegurarte de que el sustrato se seque por completo entre riegos. Si aún no sabes muy bien cuándo debes hacerlo no te pierdas nuestro artículo en el que explicamos cómo comprobar la humedad del sustrato para saber cuándo es momento de regar.

Cómo regar suculentas correctamente

Es muy importante tener un buen drenaje para acertar en el riego de suculentas, además de seguir el método riego y sequía, se debe garantizar que la suculenta tenga un excelente drenaje para conseguir que pueda eliminar fácilmente el exceso de agua y la planta no quede expuesta durante varios días a condiciones de humedad que pongan en riesgo su salud.

Por tanto, debes asegurarte de:

1. Utilizar un sustrato adecuado

El sustrato es, sin lugar a dudas, un factor determinante para garantizar un buen cuidado de tus plantas suculentas. Las suculentas necesitan un sustrato especial con excelente drenaje.

Es fundamental saber cómo preparar sustrato para suculentas. Aquí te compartimos algunas recetas que puedes para realizar tu propio sustrato para suculentas.

2. Utilizar macetas o recipientes con orificios de drenaje

Es ideal que la maceta, recipiente o contenedor de la suculenta tenga un buen drenaje, es decir, que pueda evacuar correctamente el agua excedente de riego. 

Las macetas con orificios de drenaje permiten, precisamente, que el exceso de agua escape sin problemas tras el riego. Por ello, estas macetas son las más recomendadas para suculentas.

Además de los orificios, factores como, por ejemplo, el material en que está hecho el contenedor influyen en el drenaje. Existen varios tipos de macetas para suculentas y es importante saber elegir la maceta que más se adapte a las condiciones y necesidades de tus plantas.

Algunas consideraciones aparte, un error bastante común es utilizar platos o bandejas bajo las macetas para recoger el exceso de humedad y no retirarlos cuando se ha terminado de regar. El no retirar el plato o bandeja hace que el sustrato se vuelva a humedecer de nuevo. Por tanto, no sirve de nada sirve que el agua escape por los orificios de drenaje del contenedor si después se queda estancada en estos platos.

De igual manera, te recomendamos que nunca uses macetas con “autoriego” ya que estas están diseñadas para mantener el sustrato húmedo durante largos periodos de tiempo y esto, como ya sabes, no es bueno para las plantas suculentas.

Finalmente, si tienes suculentas en contenedores sin drenaje o terrarios no te asustes, más adelante te explicaremos cómo puedes regar en macetas sin orificios drenaje.

3. Utilizar acolchado para favorecer un riego adecuado

Este punto, quizás, no es tan fundamental como los dos anteriores, pero sí favorece que el riego sea adecuado. El acolchado, cubierta o mantillo es una capa protectora que se pone entre el sustrato y la suculenta.

En las suculentas el acolchado que, normalmente consiste en una ligera capa de piedras o rocas que se coloca sobre el sustrato, sirve para aislar a la suculenta del sustrato húmedo y así prevenir así la pudrición. Por ello, desde Atípicas siempre recomendamos el uso de acolchado por sus muchos beneficios con las suculentas.

Cómo regar suculentas en interiores

Existen algunas reglas importantes para saber cómo regar suculentas dentro de casa. Por ejemplo, regar solamente cuando el sustrato se seque por completo. Así que, antes de regar, comprueba el estado de humedad del sustrato.

También, en interiores, lo mejor es no mojar las hojas de las suculentas. La razón es que si el agua se queda estancada durante mucho tiempo en las hojas, puede causar pudrición. Por tanto, riega solo el sustrato y evita humedecer las hojas.

Para regar suculentas en casa te recomendamos utilizar una regadera de boca larga (nosotros utilizamos esta) o, también, puedes hacerlo con una piseta que encontrarás en este kit de herramientas para cuidar plantas suculentas y cactus

Riega generosa hasta que escurra agua por los orificios de drenaje de la maceta o contenedor. Incluso puedes repetir el proceso para asegurarte de que el sustrato quede totalmente húmedo.

Deja que el exceso de agua se acumule en el plato o bandeja de la maceta hasta que deje de escapar agua y retira el agua para que no vuelva a ser absorbida por el sustrato.

Finalmente, deja pasar los días y espera a que el sustrato se seque por completo antes de regar de nuevo.

Cómo regar suculentas en exteriores

En el caso de que tengas tus suculentas en exteriores o fuera de casa y si tus plantas están expuestas a la lluvia, la naturaleza hará la mayoria de trabajo y solamente debes regar en las épocas en las que la lluvia escasee y el sustrato se seque por completo.

Tanto si tienes tus plantas en macetas o contenedores, como si las tienes plantadas directamente en el suelo, debes asegurarte igualmente de usar un sustrato poroso que drene rápidamente y seguir el método de “riego y sequía”. 

Las macetas sin orificios de drenaje o terrarios nunca se deben exponer a la lluvia porque se regarían en exceso. Sí puedes tener plantas en terrarios en exteriores, pero deben estar protegidas de la lluvia.

Una diferencia respecto al riego de suculentas dentro de casa es que en los espacios exteriores hay más aireación y puedes regar humedeciendo también las hojas de las suculentas, ya que no existe el riesgo de que el agua se quede estancada por mucho tiempo. 

Así que nuestra recomendación es no tener miedo de regar las hojas en exteriores. Además, si tienes la posibilidad utiliza una manguera ya que es la forma más rápida y eficiente de hacerlo. Únicamente, debes tratar de tener cuidado de no usar un chorro de agua a presión porque puedes lastimar las plantas. Es recomendable usar una pistola con el difusor en modo lluvia o regadera como esta

Un consejo muy útil que te damos es que intentes colocar las suculentas en función de sus necesidades de riego, de manera que si vas a regar puedas hacerlo por grupos, evitando así regar con más frecuencia de la debida algunas especies que tengan unos requerimientos diferentes.

Cómo regar suculentas en macetas sin orificios de drenaje

Si bien, siempre solemos decir que lo más recomendable es plantar suculentas contenedores con orificios de drenaje, también es perfectamente posible tener suculentas en macetas sin orificios o en terrarios. Simplemente, hay que tomar algunas precauciones y tener un poco más de cuidado con el riego.

Te recomendamos seguir también el método de riego y sequía y nunca excederte con el riego, ya que, al no existir orificios de drenaje, el exceso de agua no puede escapar. Por esto, como te explicamos anteriormente, los terrarios nunca deben quedar a la intemperie expuestos a la lluvia.

Cómo regar suculentas en terrario

Para saber cuánta agua usar, te recomendamos tener presente el volumen del sustrato y nunca poner más de la mitad de este. Por ejemplo, si tienes una maceta o un terrario de 6 litros, nunca deberías regar con más de 3 litros de agua.

Puedes guiarte, también, por el aspecto de la planta y, como siempre decimos, si tienes dudas sobre si debes o no regar, lo mejor es no hacerlo. Las suculentas aguantan muy bien la sequía, pero odian el exceso de humedad.

Ahora que ya saber cómo regar un terrario, puedes aprender cómo hacer un terrario de suculentas.

No te pierdas estos artículos...

13 comentarios en «Cómo regar suculentas»

  1. Muy ineresante y educativo para personas que no saben nada de suculentas, yo vivo en un departamento pequeño y mi madre cuando vivia tenia Aloes en macetas alargadas y poco profundas y viven aun, yo las utilizo para la piel y como el gel que me hace bien a los intestinos. ¿tendria que cambiarlas de maceta? Gracias por la atención.

    Responder
  2. Muy buenas y claras todas las recomendaciones. Sólo me queda la duda de si el hecho de cubrir el sustrato con piedritas, para aislar a la planta de la humedad, no es contraproducente para ver si el sustrato está efectivamente seco para aplicar la técnica de riego que aconsejan.

    Responder
  3. Muchas gracias por la información y la claridad de ésta,para los principiantes como yo,en este gusto es de gran ayuda cada recomendón dada. Saludos

    Responder
  4. Muchas gracias por la información, gracias a estas recomendaciones, he aprendido como cuidar plantas suculentas, creo que hasta ahora lo hacía mal, ya notaba yo en se morían en poco tiempo, un saludo cordial

    Responder
  5. Gracias mil por sus consejos sobre los diferentes cuidados con las suculentas, me siento más segura para seguir cultivándolas. Dios lo bendiga por esos lindos cultivos.

    Responder
  6. Muchas gracias por las recomendaciones, en verdad que aclaran muchas de mis dudas. En esta epoca de lluvias descuide algunas pero me queda muy claro el metofo de riego y sequia y esto me tranquiliza

    Responder
  7. Gracias, por compartir,sus conocimientos de como cuidar las suculentas y cactus me apasiona tenerlas cada día aprendo más sobre su cuidado y mantenimiento de cada una de ellas, gracias.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad