Un riego adecuado es fundamental para el cuidado de suculentas y cactus. Tan importante como saber cada cuánto se riegan las suculentas es tener claro cuándo es el momento idóneo para regar.

Precisamente, ese es el objetivo de este artículo para lo que te explicaremos varios métodos muy sencillos para identificar, con seguridad, cuándo debes regar tus plantas suculentas y cactus. 

En Atípicas siempre recomendamos que el riego sea generoso y espaciado. Es decir, regar en abundancia cada vez que el sustrato se seque por completo. Por experiencia, sabemos que este método es a prueba de errores y que, cuando se realiza así, las suculentas se acostumbran a almacenar reservas de agua, con lo cual no se deshidratan, y nunca pasan demasiado tiempo en humedad, evitando así cualquier posible riesgo de pudrición.

Se puede comprobar de múltiples formas si un sustrato está seco o no. Nosotros te vamos a hablar de 7 maneras muy sencillas de hacerlo. Usando cualquiera de estos métodos sabrás, con certeza, cuándo regar tus suculentas y cactus.

Índice de contenidos

7 métodos para saber cada cuánto regar suculentas y cactus

1. Tocar el sustrato

Una forma muy fácil de comprobar la humedad del sustrato para suculentas o cactus es, simplemente, tocándolo. Si el sustrato se siente húmedo debes esperar para regar o si, por el contrario, se siente seco, es momento de un buen riego.

Te recomendamos revisar de las siguientes formas:

  • Toca la superficie del sustrato. Si se siente húmeda la superficie es porque aún hay demasiada agua.
  • Introduce un dedo en el sustrato lo más profundo que puedas y siente la humedad o ausencia de ésta. Intenta ir cerca a las raíces sin hacerles daño.
  • En macetas, toca el orificio de drenaje. La humedad se concentra en la parte baja de las macetas debido a la gravedad, si sientes el sustrato seco, definitivamente es momento de regar.

2. Utilizar un palo de madera

Para este método de comprobación necesitas, obviamente, un palo de madera. Puede ser un mondadientes, un palillo chino, un mezclador de madera o un palo de brocheta. 

Introduce el palo de madera en el sustrato lo más profundo que puedas y teniendo cuidado de no hacer daño a las raíces. Retira el palo inmediatamente y observalo.

Si al extraer el palo está húmedo o hay restos de sustrato adheridos, aún no es momento de regar. En caso contrario, si el palo sale completamente seco, debes regar.

3. Comparar el peso de la maceta

Para las suculentas que están en macetas, una forma muy práctica de saber si es momento de regar consiste en pesar las macetas. Para esto no necesitas una báscula, ni nada semejante. Solo tienes que levantar la maceta y sentir el peso. 

Después de regar tu suculenta levanta la maceta y siente el peso. Con el paso de el tiempo parte del agua será aprovechada por tu planta y otra parte se evaporará, así que la maceta estará más ligera a medida que esté más seca.

Un par de días después de regar levanta de nuevo la maceta y verás que pesa menos. Puedes ir dejando pasar los días y comprobando el peso. Cuando notes que el peso deje de variar es porque el sustrato se encuentra completamente seco y es momento de regar de nuevo.

4. Observar el color de la maceta

En macetas de terracota o barro cocido puedes guiarte por el color para saber qué tan seco o húmedo está el sustrato y así saber si es momento de regar o no.

Dos de las características de las macetas para suculentas de terracota o barro cocido es que son porosas y transpirables. Esto implica que, cuando este material está húmedo, toma un color más oscuro.

Después de regar tus suculentas en macetas de terracota fíjate en el color que adquiere la maceta y como va cambiando con los días. Cuando veas que vuelve a tener el color claro original significa que ya no tiene humedad y que debes regar.

5. Comprobar si hay hojas arrugadas

Si observas que tus suculentas tienen las hojas arrugadas es porque se están deshidratando y necesitan riego inmediatamente. Las suculentas se caracterizan por tener la capacidad de almacenar agua en sus tejidos. Lo hacen a modo de reserva para usar en momentos de escasez de riego.

Cuando una suculenta se arruga es porque ha estado usando sus reservas de agua y necesita riego, así que riégala y uno o dos días después verás que las arrugas empiezan a desaparecer.

Te recomendamos que leas nuestro artículo para saber cuándo una suculenta tiene falta o exceso de riego.

Puede ocurrir, también, que notes que no desaparecen las arrugas de tu suculenta a pesar de regarla varias veces. En ese caso, te recomendamos realizar terapia de agua.

6. Utilizar un medidor de humedad

Los medidores de humedad son una de las opciones más precisas para comprobar el sustrato y saber si es el momento adecuado para regar. 

Se trata de dispositivos muy sencillos de utilizar pues, simplemente, hay que seguir las indicaciones del fabricante y cuando la humedad marque por debajo de los índices recomendados para suculentas, se debe realizar un riego abundante.

A nosotros nos gusta mucho este modelo pues, además de medir la humedad, también indica PH del sustrato e iluminación. Si quieres saber con precisión si es momento de regar te recomendamos este método.

7. Utilizar un monitor digital

También puedes utilizar los monitores digitales que, al igual que un medidor de humedad, indican el estado del sustrato y la planta: humedad, ph e iluminación. Además, te indican la temperatura y los nutrientes del sustrato.

Estos dispositivos se conectan por Bluetooth a una aplicación en tu teléfono móvil donde se muestran el estado completo de tu planta. La aplicación tiene una base de datos de miles de especies, de manera que puedes configurar el monitor para tu planta y así ajustar las necesidades específicas de dicha especie.

Puedes encontrar en Amazon algún modelo como este.

No te pierdas estos artículos...

3 comentarios en «Cuándo regar suculentas y cactus»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad