Cómo eliminar plagas en suculentas es algo que debes saber cuando se trata de cuidar y cultivar suculentas y cactus. Las plagas son, sin lugar a dudas, uno de los mayores quebraderos de cabeza para quienes nos dedicamos a cultivar, cuidar y reproducir plantas suculentas o cactus.

Teniendo en cuenta que las preguntas sobre esta temática se han vuelto recurrentes, hemos decidido hacer esta guía completa sobre plagas en suculentas.

Nuestro objetivo es contestar preguntas como ¿cuáles son los tipos de plagas en suculentas?, ¿cómo evitar o prevenir plagas en suculentas? y, finalmente, ¿cómo eliminar plagas en suculentas?

Para ello, en este artículo vamos a hablar sobre los tipos de plagas más comunes en suculentas y cactus; vamos a compartir algunos consejos muy útiles para evitar y prevenir plagas en suculentas y cactus, para terminar con unas recetas y remedios caseros que utilizamos en nuestro día a día para eliminar plagas en suculentas y cactus.

Índice de contenidos

Tipos de plagas en suculentas

Son muchos tipos de plagas que pueden atacar tus plantas suculentas o cactus. En este apartado te vamos a hablar de los tipos de plagas más comunes en suculentas con el objetivo de que aprendas cómo identificar cada tipo, pues no todas requieren la misma repuesta, sino que, en función del tipo, el tratamiento deberá ser uno u otro.

Los tipos de plagas de los que te vamos a hablar son la cochinilla algodonosa, la cochinilla de escudo, el pulgón, los caracoles y las babosas.

Cochinilla algodonosa

La cochinilla algodonosa es una de las plagas más comunes en suculentas y cactus. Son pequeños insectos de hasta 4 mm de longitud, son de color blancuzco, gris o marrón claro y se llaman así porque producen un material de aspecto algodonoso y blanco.

Suelen esconderse entre las raíces, bajo las hojas o en la parte entre el tallo y las hojas, por lo que, al principio, pueden ser difíciles de detectar. Una de las pistas más evidentes para saber que tus suculentas tienen una plaga de cochinillas es descubrir una especie de “algodón”, que en realidad son nidos de huevos y son la prueba de que ya llevan algún tiempo en la planta.

Estas indeseables huéspedes se alimentan de la savia de nuestras suculentas y cactus, especialmente, en las partes de nuevo crecimiento. Al alimentarse les producen pequeñas heridas que: les pueden dejar marcas como cicatrices en las hojas, las debilitan y les dan mal aspecto. 

La sustancia algodonosa que segregan provoca la aparición de moho que hace que las plantas sean más propensas a infecciones y pudrición. 

Lo peor de esta plaga es que se extiende con mucha facilidad y, si no pones remedio a tiempo, puede llegar a afectar todas tus suculentas. Pero no te preocupes, nosotros te enseñamos cómo aprender a identificarla, cómo evitarla o prevenirla y, sobre todo, cómo eliminar la cochinilla algodonosa.

Cochinilla de escudo

A diferencia de la cochinilla algodonosa que se desplaza por la planta, las hembras maduras de la cochinilla de escudo se adhieren a la superficie de las suculentas y se alimentan de la savia de estas. 

Suele ser fácilmente reconocible pues deja expuesta su armadura protectora o su escudo con una especie de marca de color marronuzca, fundamentalmente, en zonas un poco protegidas del sol. De manera que es probable que encuentres la cochinilla de escudo en las áreas más refugiadas de la planta o donde encuentre sombra, incluso en las espinas de un cactus que puedan proporcionarle sombra suficiente. 

La cochinilla de escudo, al igual que la cochinilla algodonosa, debilita las plantas, daña su apariencia y las hace más propensas a enfermedades. Estos insectos deben su nombre a un caparazón o escama que los protege, entre otras cosas, de insecticidas, motivo por el cual conviene controlar esta plaga lo antes posible.

Eliminar la cochinilla de escudo puede ser una tarea algo tediosa pero la utilización de un objeto afilado es, quizás, la manera más efectiva de quitarla de nuestra planta. Algunas están tan adheridas que al sacarlas dejan un agujero en la superficie de la suculenta. En ese caso, te recomendamos aplicar canela en polvo sobre las heridas que van quedando para prevenir la aparición de hongos y favorecer su cicatrización.

Si aún no están aferradas fuertemente a la superficie puedes probar a eliminar la cochinilla de escudo con un chorro de agua a presión evitando dañar la planta.

La plaga de la cochinilla de escudo suele ser recurrente, de manera que una opción bastante efectiva para eliminarla es utilizar algún insecticida sistémico.

Pulgón

Los pulgones son una de las plagas más comunes en plantas. Son insectos de unos pocos milímetros, con cuerpo en forma de gota y de diferentes colores: negros, grises, amarillos y verdes, siendo estos últimos los más comunes.

Se propagan con extrema facilidad y se alimentan de la savia de las plantas. En el caso de las suculentas se suelen alimentar de los nuevos crecimientos de las plantas y cuando florecen se congregan en los tallos de floración y en las mismas flores.

Si no se controla la plaga de pulgón a tiempo puede causar muchos daños. Estos insectos segregan una sustancia azucarada que provoca el crecimiento de moho negro que, además, atrae a otras plagas. Por tanto, te recomendamos que si tienes un problema con hormigas, por ejemplo, revises tus plantas en busca de pulgón, ya que frecuentemente el pulgón es transportado por hormigas.

El pulgón provoca malformaciones en la planta: hojas y tallos torcidos, rosetas deformes, etc. Al igual que las otras plagas anteriormente mencionadas debilitan las suculentas a tal punto que las hacen más propensas a enfermar y morir.

La manera de prevenir y/o eliminar el pulgón es utilizar algunos remedios caseros que contengan ajo, jabón, alcohol o aceite de neem. Más adelante, en este mismo artículo, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de remedios caseros para eliminar plagas en suculentas.

Hormigas

Las hormigas no son una plaga en sí misma. Si notas unas pocas hormigas cerca de tus suculentas no deberías preocuparte, pero sí en lugar de unas cuantas son un ejército entero deberías prestar atención porque, entonces, sí puede ser un problema.

Las hormigas en gran cantidad pueden causar estragos. Normalmente, si hay muchas hormigas en tus suculentas, significa que tienes alguna otra peste que aún no has identificado.

No es ningún secreto que a las hormigas les encanta lo dulce y son atraídas a las suculentas por el néctar de las floraciones y por las sustancias azucaradas que segregan otros insectos como las cochinillas, los pulgones o la mosca blanca. Además, frecuentemente, transportan estas plagas de un sitio a otro y pueden infestar colección entera de suculentas.

En el caso de que tengas problemas con las hormigas, que han aparecido como consecuencia de la existencia de otra plaga, debes encargarte primero de las hormigas. Mientras sigas teniendo hormigas en tus suculentas, estas estarán protegiendo y propagando la otra plaga. Es por ello que debes ocuparte de ellas primero. 

¿Cómo puedes eliminar las hormigas en suculentas? Tienes varias opciones para eliminar las hormigas en suculentas y cactus. Nosotros te recomendamos usar tierra de diatomeas o un cebo específico para hormigas.

Caracoles y babosas

Los caracoles y las babosas son moluscos. Los puedes diferenciar porque los caracoles llevan un caparazón, mientras que las babosas no. Aunque estos animales son blandos y delicados la baba que excretan los protege de posibles daños, así es que pueden trepar incluso por las espinas de los cactus para llegar a la parte más alta y alimentarse del tejido blando o de su flor.

Una señal de que caracoles o babosas han estado moviéndose por tu jardín es el rastro que deja la baba por donde pasan que al secarse, con la luz, brilla. 

Los caracoles y babosas son felices en ambientes oscuros y húmedos. En condiciones así pueden reproducirse fácilmente y, al igual que las hormigas, en gran número son muy destructivos. Esta es una plaga que rara vez se presenta en interiores. Suele darse en exteriores, en jardines y dado que prefieren la oscuridad y humedad conviene revisar bien las zonas de sombra y bajo las macetas.

Una manera de eliminar los caracoles o babosas de tus plantas es hacerlo manualmente. Puedes esperar a la noche, pues tendrás más probabilidad de encontrarlos. Igualmente, no te olvides de eliminar hojas secas y húmedas del sustrato, pues se trata de ambientes en los que se encuentran cómodos. 

En el caso de que tengas demasiados caracoles o babosas la eliminación manual será prácticamente imposible. Te recomendamos varios métodos:

  1. poner trampas de cerveza para deshacerte de algunos, 
  2. colocar cáscaras de huevo triturado alrededor de tus plantas para evitar que se acerquen (no los mata pero sí los aleja) y 
  3. usar un tratamiento para caracoles y babosas

Una vez muertos los caracoles, tan solo quedan los caparazones vacíos.

Cómo evitar plagas en suculentas

Consejos para prevenir plagas en suculentas

Casi tan importante como eliminar plagas en suculentas y cactus es tratar de prevenir o evitarlos antes de que aparezcan en las plantas. Una buena prevención con un exhaustivo control de plagas en suculentas es clave para evitar males mayores que desencadenen en un quebradero de cabeza.

Te vamos a compartir unos consejos muy útiles para prevenir y evitar plagas en suculentas que estamos seguros te van a ayudar:

1. Mantén tus suculentas saludables

De esta manera serán menos vulnerables a las plagas. ¿Cómo puedes conseguir que tus suculentas estén saludables?

    • Usa un sustrato adecuado para suculentas y cactus; 
    • Fertiliza tus plantas durante la época de crecimiento activo. Puedes hacerlo utilizando té de plátano o abono para suculentas con cáscaras de huevo.
    • Asegúrate de que reciban iluminación suficiente para prevenir la etiolación.

2. Retira las hojas secas y muertas

Retira con regularidad las hojas secas y muertas de tus suculentas. Son un foco de proliferación de insectos donde se pueden esconder. Además, retirar las hojas secas previene la aparición de moho.

No te pierdas nuestro artículo sobre el moho blanco en macetas de terracota.

3. Deja que el sustrato se seque por completo

Deja que el sustrato se seque por completo entre riegos. Un sustrato húmedo por largo tiempo atraer más insectos, como cochinillas, pulgón, caracoles y babosas.

4. Tras una compra, deja tu suculenta en cuarentena

Cuando compres plantas, no las pongas inmediatamente con tus plantas antiguas. Deja un tiempo prudencial de cuarentena por si tus nuevas adquisiciones tienen alguna plaga que no hayas detectado. No te pierdas nuestros consejos sobre qué hacer después de comprar suculentas.

5. Separa las plantas con plagas de las sanas

Separa las plantas con plagas de las sanas cuando encuentres una plaga. Así evitarás que la plaga se siga extendiendo y que no afecte a todas tus suculentas.

6. No reutilices el sustrato de las plantas que han tenido plagas

No reutilices el sustrato de las plantas que han tenido plagas y que hayan muerto. Es posible que se trate de un sustrato contaminado en el que hayan quedado huevos, larvas, bacterias o patógenos y esto afecte a tus nuevas plantas. Para volver a utilizar el mismo sustrato deberás intentar limpiarlo. Puedes hacerlo de tres maneras diferentes:

    • Riega el sustrato con alcohol.
    • Riega el sustrato con agua hirviendo.
    • “Hornea el sustrato”: Pon el sustrato en una bolsa plástica negra y déjalo al sol por varios días. La bolsa negra al sol subirá la temperatura hasta matar los insectos y bacterias presentes en el sustrato.

7. Utiliza algún remedio casero para prevenir plagas en suculentas

Los remedios caseros para eliminar plagas en suculentas de los que te vamos a hablar en el siguiente apartado también sirven, si los aplicas sobre tus plantas con regularidad, como método de prevención.

Cómo eliminar plagas en suculentas

Recetas y remedios caseros para eliminar plagas en suculentas

Identificada ya la plaga que está atacando tus suculentas, si no has conseguido evitarla, te vamos a compartir una serie de remedios caseros para eliminar plagas en suculentas.

Son 6 recetas que tienen 7 puntos en común. Son:

  • ecológicas,
  • naturales,
  • baratas,
  • fáciles de conseguir,
  • sencillas de realizar,
  • fáciles de aplicar
  • y efectivas

Esperamos que os sirvan para eliminar plagas en vuestras plantas suculentas y cactus.

Alcohol

El alcohol isopropílico es nuestra opción preferida a la hora de eliminar plagas en suculentas. Es bastante efectivo porque mata varios tipos de insectos al contacto como, por ejemplo, la cochinilla o el pulgón. 

El alcohol suele ser demasiado fuerte en plantas comunes de hojas delgadas, pero en el caso de las suculentas, que son más gruesas y resistentes, no les afecta para nada. 

Sin embargo, después usar alcohol sobre suculentas y cactus hay que tener cuidado de no exponerlas al sol porque se pueden quemar fácilmente. Por ello, te recomendamos que cuando apliques algún remedio con alcohol para eliminar plagas lo hagas a última hora del día, durante días grises o nublados o que, simplemente, las alejes del sol directo durante un par de días.

Usa alcohol al 70%, esta es una proporción buena porque es suficientemente potente para matar los bichos y no afecta a la salud de tus plantas. Lo puedes usar, principalmente, de dos formas:

La primera, untando un cotonete o pincel con alcohol y pasándolo sobre cada insecto. Esta forma es bastante efectiva, pero requiere de mucho tiempo y paciencia. 

La segunda forma consiste en poner el alcohol en un flis flis o pulverizador y rociar toda la planta. De esta forma se abarca más espacio en menos tiempo y la tarea resulta más rápida. Puedes preparar un rociador con el alcohol diluido y tenerlo siempre a la mano para atacar las plagas en cuanto las veas o, como ya te hemos recomendado, como medida preventiva.

Jabón líquido lavavajillas

El jabón líquido lavavajillas también mata varios tipos de insectos al contacto. Para usarlo en plantas hay que diluirlo generosamente en agua ya que en forma concentrada puede llegar, incluso, a quemarlas.

La manera de utilizar el jabón lavaplatos como insecticida es poner tres o cuatro gotas del jabón en dos tazas de agua y mezclar muy bien la solución para, finalmente, ponerla en un rociador.

Su aplicación es muy sencilla. Simplemente, debes rociar con esta agua jabonosa tus plantas afectadas por plagas. Asegúrate de llegar a las zonas más escondidas ya que ahí se pueden ocultar más bichos.

Jabón potásico

El jabón potásico sirve para tratar plagas como la cochinilla algodonosa, el pulgón, la araña roja o la mosca blanca, entre otras y es más efectivo que el jabón de lavavajillas. Se puede adquirir en cualquier supermercado, tienda de ultramarinos o en Amazon, por ejemplo, a través de este enlace.

Para usarlo debes realizar una solución jabonosa. Esto se hace disolviendo una cucharada generosa de jabón potásico en un litro del agua. Te recomendamos usar agua tibia para que se disuelva más fácilmente.

La aplicación, de nuevo, consiste en rociar la mezcla en las plantas afectadas tratando de llegar a cada rincón. Al igual que con el alcohol isopropílico es recomendable aplicar esta solución en la noche para prevenir quemaduras solares en tus suculentas y cactus.

Aceite de Neem

El aceite de Neem es bastante efectivo para combatir plagas como la cochinilla, el pulgón o la mosca blanca. Este remedio es muy efectivo tanto para mantener las plagas alejadas como para eliminarlas. Además, es ecológico y fácil de conseguir, lo puedes encontrar en tiendas naturistas o en Amazon siguiendo este enlace.

La manera de realizar este remedio casero para eliminar plagas en suculentas es disolver una cucharada de aceite de neem en dos litros de agua. Posteriormente, verter la mezcla en un rociador para aplicarla pulverizando las plantas asegurándose de llegar a las ramificaciones o zonas por debajo de las hojas.

Aplica este remedio a última hora de la tarde o en la noche para prevenir quemaduras solares. Repite la aplicación del remedio una vez a la semana hasta que desaparezca la plaga.

Ajo, chile y menta

La realización de este remedio es muy sencilla. Tan solo necesitas:

  • 1 Cabeza de ajo
  • 3 Chiles frescos o una cucharada de chile seco
  • 1 Manojo de menta
  • 2 Litros de agua

Pon a hervir el agua, agrega los ajos y chiles previamente picados. Deja hervir la mezcla durante 15 minutos y luego reposar hasta enfriar. 

Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente agrega la menta picada y deja reposar todo por 24 horas. Pasado es tiempo pasa la mezcla por un colador, agrega un par de gotas de jabón de lavavajillas, mezcla bien y pon el líquido en un rociador.

Rocía tus plantas con esta solución cada 4 o 5 días hasta que desaparezca la plaga. También puedes usar este remedio de vez en cuando como medida preventiva.

Granos de café

Para terminar, otro remedio casero para eliminar plagas en suculentas son los granos de café pues algunas plagas odian su olor y se mantendrán alejadas como, por ejemplo, los grillos o las hormigas.

Si tienes un problema de hormigas pon granos de café reciclados cerca alrededor de tus suculentas. Trata de identificar el lugar de donde provienen las hormigas y también pon granos de café allí.

Recuerda que las hormigas pueden cargar consigo otro tipo de plagas, como pulgones, así que es siempre muy importante mantenerlas alejadas de las suculentas.

No te pierdas estos artículos...

11 comentarios en “Cómo eliminar plagas en suculentas”

  1. Hola! A mi árbol de Jade le han salido como costras blancas, en las hojas. Las lado con agua y algodón pero han salido en mayor cantidad. ¿Que puede ser? ¿Coboceis algún remedio? Esta en interior, cerca de la ventana con bastante luz por la tarde. Gracias!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas

Recibe gratis todas nuestras novedades