Consejos para comprar suculentas

Descubre todo lo que debes tener en cuenta cuando vas a comprar plantas suculentas. 7 consejos para saber cómo comprar suculentas en buen estado.
Consejos para comprar suculentas

Para todas las personas que amamos las suculentas ir a comprar suculentas se convierte en una actividad emocionante. Sin embargo, esta experiencia puede tornarse algo amarga cuando, en ocasiones, llegamos a casa y nos damos cuenta que hemos adquirido una planta que está deteriorada, dañada, enferma o en mal estado.

El objetivo de este artículo es hablarte sobre algunos detalles que debes tener en consideración a la hora de comprar suculentas para evitar comprar plantas en mal estado y evitar los inconvenientes que supone llevarte a casa una suculenta dañada.

Estas son nuestras recomendaciones:

1. Investiga qué especies te convienen más en tus condiciones

Te hemos hablado de algunos trucos, consejos o recomendaciones para saber cómo identificar tus suculentas o cactus. Dependiendo de las condiciones en las que vayas a tener tus plantas suculentas deberás optar por elegir unas especies u otras. No necesitan los mismos cuidados las plantas suculentas que vayas a colocar en el interior de tu casa (aquí te explicamos cómo cuidar plantas suculentas dentro de casa) o si el espacio donde tendrás tus plantas es en exterior.

Te recomendamos que antes de acudir a la tienda o vivero pienses en dónde vas a colocar las nuevas plantas y tengas un pequeño listado de especies que se puedan adaptar al espacio y las condiciones en las que vas a tener esas suculentas.

Además, en el mismo momento que estás haciendo la compra puedes preguntar al vendedor o vendedora la especie de la planta para hacer una pequeña búsqueda en Internet sobre las necesidades o requerimientos. De esa manera, si no tienes esa especie en tu lista podrás comprobar si te conviene o no añadirla a tu colección.

En muchas ocasiones nos empeñamos en comprar algunas especies a las que no le hacemos ningún favor con las condiciones en las que las vamos a tener. Debemos respetar las características de todas y cada una de las plantas.

2. Comprueba si tiene alguna plaga o enfermedad

Aunque ya te hemos explicado algunos métodos caseros para eliminar la cochinilla algodonosa de tus suculentas, es importante revisar con mucho cuidado que la planta suculenta que vamos a adquirir no tenga ninguna plaga, hongo o enfermedad.

En algunas ocasiones, se ve directamente tan sólo con revisar bajo las hojas o en la parte entre el tallo y las hojas. Otro lugar donde pueden aparecer bichos que pongan en riesgo la salud de nuestra planta suculenta es en la raíz, pero ya te explicaremos qué debes hacer después de comprar plantas suculentas para evitar problemas con esto.

Además de comprobar que no se vean bichos, debes cerciorarte que las hojas de la planta no tengan manchas ni cicatrices que advierten de la presencia de algún tipo de problema en la planta.

Otro indicio de plaga puede ser que no se vea viscosa o brillante pues podría indicar la presencia de algún caracol, babosa o pulgón.

Como mal menor, si la compras infectada podrías limpiarla y eliminar la plaga, pero también podría contagiar al resto de suculentas sanas que tienes en casa.

3. Observa las hojas y asegúrate que no tienen manchas

Teniendo en cuenta el color de las hojas podemos determinar si la planta que queremos adquirir está en buenas condiciones o no. Existen varios motivos por lo que la suculenta puede presentar manchas o colores anómalos.

Si las hojas de la suculenta están de color amarillo, probablemente, la planta tenga exceso de agua (aquí te contamos más sobre eso) o si están de color marrón, probablemente estén quemadas o debas identificar si tienen o no exceso de agua. En estos casos, nuestra recomendación es que no las compres.

El que las hojas tengan manchas es un claro síntoma de que la planta suculenta no se encuentra en perfecto estado. Te recomendamos en ese caso que elijas otra que tenga un aspecto más saludable.

No sólo debes prestar atención al color de las hojas sino también a su forma para asegurarte que no presentan un aspecto no uniforme.

Es importante destacar que, en ocasiones, nos podemos encontrar con suculentas que tienen unas manchas blancas. Por lo general, se trata de manchas provocadas por la cal sobrante del agua utilizada para el riego. En ese caso, no hay ningún problema.

4. Asegúrate que tengan la pruina intacta

Ya te hemos contado con anterioridad qué es y para qué sirve la pruina, además de qué ocurre si se elimina la pruina de una suculenta.

Asegurarse que la planta suculenta que queremos adquirir no ha perdido esta protección natural es importante para evitar posibles problemas futuros que puedan afectarle.

5. Mira que no esté etiolada

Es importante que comprobar que la planta que vamos a adquirir no esté etiolada. Contrariamente a lo que se cree, la etiolación no sólo significa que la planta esté estirada. Existen una serie de aspectos que debemos tener en cuenta. Hace poco hablamos de las causas y las señales inequívocas de que una suculenta está etiolada: pérdida de color, hojas apuntando hacia abajo, inclinación hacia un costado, tallo alargado, débil y quebradizo o separación excesiva entre las hojas.

En nuestra opinión, tan sólo deberías comprar una planta etiolada si vas a utilizar única y exclusivamente para reproducirla.

6. Comprueba que la planta sea natural

Comprobar que la planta que vamos a comprar es natural es algo que, también, nos gustaría destacar. En algunas ocasiones, puedes encontrar suculentas con colores muy llamativos que nada tienen que ver con el color original de la especie

En nuestra opinión, es importante, antes de comprar una suculenta, comprobar que no está pintada. Esta (deplorable) práctica es algo que se hace algunas veces con el objetivo de vender más buscando llamar la atención de los clientes.

Por lo general, se distingue bastante bien si una planta suculenta está pintada o no, pero te recomendamos que prestes atención a este punto. Pintar una suculenta asfixia la planta.

También puedes encontrar suculentas o cactus pegadas, atadas o con flores falsas. Comprueba, tranquilamente, que la planta que deseas comprar es 100% natural.

7. Elige las suculentas que tengan más plantas en la maceta

Este uno de los 7 trucos de los que te hablábamos para ampliar tu colección de suculentas con poco dinero

Busca aquellas que:

  • tienen más de una planta,
  • tienen ya hijuelos,
  • hojas caídas que ya se están reproduciendo, o
  • las que puedas separar y multiplicar.

De esta manera, conseguirás tener más plantas por el mismo precio. Cuando llegues a casa: trasplanta, separa, multiplica y disfruta de ampliar tu colección con menos dinero.

Estas son nuestras recomendaciones para comprar suculentas sanas. Y tú, ¿qué aspectos tienes en cuenta a la hora de elegir tus nuevas plantas suculentas?

Suscríbete para recibir promociones y todas las novedades.
Únete a más de 35.000 amantes de las suculentas.

¡Ayúdanos y comparte!

Consejos para comprar suculentas
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on pinterest
Compartir en Pinterest
Share on whatsapp
Compartir por WhatsApp
Share on telegram
Compartir por Telegram
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIN
Share on email
Compartir por Email

Síguenos en:

También te recomendamos estos artículos:

2 comentarios en “Consejos para comprar suculentas”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!