Índice de contenidos

Algunas de las principales ventajas que tiene cultivar plantas suculentas es que necesitan poco mantenimiento, hay miles de especies entre las que elegir, se ven preciosas como elementos decorativos, aportan vida a los hogares y los hacen sentir acogedores. Estas son algunas de las razones por las que son perfectas para cultivar y tener dentro de casa.

De nuestra experiencia de años hemos aprendido algunas cosas que creemos que son importantes para conseguir cultivar y cuidar con éxito las suculentas en interiores.

Cuando nos iniciamos en el mundo de las suculentas solíamos ir a comprar a viveros y tiendas de plantas donde elegíamos las especies guiados únicamente por su aspecto: su color, su forma o su tamaño.

Esto es un error muy común entre principiantes, y no tan principiantes, porque después de llevar las suculentas a casa algunas empiezan a verse mal, a estirarse o etiolarse, a perder color y algunas, incluso, llegan a morirse.

Como no queremos que cometas los mismos errores que nosotros al principio, nos gustaría compartir contigo una serie de consejos que nos hubiera gustado saber muchos antes. Estos consejos, estamos seguros, te ayudarán a conseguir cultivar y hacer crecer sanas y hermosas tus suculentas dentro de casa.

Cómo cuidar suculentas dentro de casa o en interior

1. Elige especies de suculentas de interior

Elegir las especies apropiadas a las condiciones en las que vas a tener tus suculentas es fundamental. Antes de ir a comprar, analiza cuáles son las características del espacio donde vas a colocar las nuevas plantas.

Fíjate, por ejemplo, en la luminosidad de los espacios en tu casa, las horas de mayor incidencia del sol, la temperatura, la ventilación, etc.

Una vez tengas claros todos estos puntos, indaga qué especies se ajustan mejor a tus condiciones.

En general, te recomendamos algunas especies que se dan muy bien en interiores: Jade (Crassula ovata), Cactus de Navidad (Schlumbergera), Kalanchoe blossfeldiana, Lengua de suegra (Sansevieria trifasciata), Corona de Cristo (Euphorbia milii), Sábila (Aloe vera), Planta panda (Kalanchoe tormentosa), Rosario (Senecio rowleyanus), Sedum burrito (Sedum morganianum), Suculenta cebra (Haworthia attenuata), Haworthia retusa, y Haworthia cuspidata, entre otras.

También te sugerimos que expliques a tu vendedor o vendedora de plantas cuáles son las condiciones de tu casa, para que así te puedan asesorar apropiadamente en la elección de las especies.

En nuestra página web puedes consultar algunos artículos sobre los cuidados de especies de suculentas.

2. Dales mucha luz

Trata de darles toda la luz que puedas. Coloca tus suculentas en los espacios más luminosos de tu hogar y asegúrate que las especies con mayor requerimiento de luz estén junto a las ventanas.

También ten en cuenta que algunas especies se queman si reciben mucha luz directa durante muchas horas al día y que los cristales de las ventanas potencian los rayos solares.

Importante: La iluminación varía durante el año por el efecto de la inclinación del planeta. Ten en cuenta que deberás estar pendiente de los cambios de iluminación en tu hogar durante el año para brindarles a tus plantas la mejor iluminación posible.

3. Utiliza macetas con buen drenaje

Las suculentas son plantas que no soportan estar mucho tiempo en un sustrato húmedo. Se pudren y mueren con facilidad si las dejas con exceso de agua durante varios días. Para que esto no suceda debes elegir una maceta con drenaje, es decir, con orificios en la base. Así, el exceso de agua se escapa por los orificios.

Si tienes un poco más de experiencia puedes plantar en contenedores sin drenaje.

Una opción muy interesante son los terrarios. Descubre aquí cómo hacer un terrario de suculentas.

No te pierdas nuestro artículo con los tipos de macetas para suculentas y sus características.

4. Usa un buen sustrato para suculentas y cactus

Para evitar el exceso de agua, puesto que en interiores tiende a evaporarse más despacio que en espacios exteriores, además del tipo de maceta debes cuidar que tu sustrato tenga un buen drenaje.

Las suculentas y cactus no deben ser plantados en tierra común ni en sustrato universal porque éste permanece húmedo durante demasiado tiempo y, de esta manera, nuestra planta tiene más posibilidades de pudrirse.

Puedes comprar un sustrato especial para cactus y suculentas o preparar tu propia mezcla en casa como hemos explicado en algún otro artículo.

5. Riega mucha cantidad, pero con poca frecuencia

Cada vez que riegues tu plantas suculentas y cactus debes hacerlo en abundancia. Al contrario de lo que habitualmente se piensa o se dice, les encanta el agua.

El agua es un elemento fundamental para que tus suculentas crezcan sanas y hermosas por lo que te recomendamos que las riegues generosamente. Como hemos explicado anteriormente, si tienes un buen drenaje, no deberías tener ningún problema.

Al regar en abundancia te aseguras que tus suculentas reciban suficiente agua para almacenar en sus hojas y tallos.

Importante: No se debe confundir cantidad con frecuencia de riego.

La frecuencia de riego se refiere al espacio entre riegos. Debes esperar a que el sustrato esté totalmente seco antes de regar de nuevo. Si no estás segura o seguro de si debes regar o no lo mejor es que no lo hagas. Las suculentas soportan muy bien estar durante largos períodos sin agua porque, durante ese tiempo, se alimentan de sus propias reservas, pero como ya sabes si se encuentran empapadas durante demasiado tiempo, se pudren.

En interiores es recomendable regar solamente el sustrato porque, de lo contrario, el agua tiende a quedarse estancada entre las hojas y esto puede llevar a la pudrición y muerte de nuestras plantas.

En nuestro artículo sobre cómo regar suculentas y cactus, explicamos al detalle cómo hacerlo correctamente para evitar problemas con tus suculentas.

También puedes consultar nuestro artículo sobre cuándo regar suculentas y cactus donde te hablamos de las señales que indican que es el momento perfecto para regar.

Te recomendamos que leas el artículo sobre cada cuánto tiempo regar tus suculentas.

6. Controla la temperatura

La temperatura es, también, un factor a tener en cuenta a la hora de conseguir cuidar adecuadamente nuestras suculentas dentro de casa. Debes evitar exponer tus suculentas a temperaturas que les puedan hacer daño. Por ejemplo, no las coloques junto a un radiador, una chimenea o cualquier otro objeto emisor de calor que las pueda lastimar.

En el lado contrario, si en tu casa tienes zonas especialmente frías, evita colocar tus suculentas allí.

7. Mueve y rota tus plantas

Uno de los inconvenientes más comunes de tener plantas dentro de casa es que no suele haber espacio para todas cerca de los puntos de mayor luminosidad.

Esto tiene una solución muy sencilla. Puedes rotar tus plantas e ir cambiándolas de posición de manera que todas puedan recibir suficiente luz durante unas horas cada día. Si notas que tus plantas se curvan o inclinan hacia las fuentes de luz puedes rotar la maceta sobre su propio eje para asegurarte de que mantengan una linda forma.

Puedes moverlas también para asegurarte que la temperatura es la adecuada durante todo el año. O si ves que necesitan una mejor ventilación. O si tienen una plaga y decides ponerlas en cuarentena. O, incluso, para regarlas puedes ponerlas dentro de la bañera si así te es más sencillo hacerlo.

Te animamos a que experimentes en tu casa y, poco a poco, vayas descubriendo qué lugar es mejor para todas y cada una de tus plantas.

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a cuidar tus suculentas adecuadamente dentro de casa.

Cuéntanos: ¿con qué dificultades te has encontrado a la hora de cultivar suculentas en interiores?

No te pierdas estos artículos...

7 comentarios en “Cómo cuidar suculentas en casa”

  1. Las suculentas que tengo, principalmente las de interior, aunque están cerca de la luz, tienden a estirarse irregularmente. No se a qué se deba. Se deforman. Si las colocó afuera siguen igual.

    Responder
  2. Tengo algunas suculentas y se me conservan bastante
    De mis hojas de aloe vera he sacado su jugo (es la savia?) la tengo en tarros transparentes,.
    necesito saber como se conserva, supongo que en nevera, pero ¿a que temperatura?
    Muchas gracias y un saludo.

    Responder
  3. Hola, en este lado del planeta (Santiago de Chile) el sol es escaso y algunas Echeverias se están etiolando a pesar de que las tengo en un espacio con luz natural y luz artificial, hay algo más que pueda hacer para evitarlo? Muchas gracias por los consejos tan valiosos.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas

Recibe gratis todas nuestras novedades