¿Por qué las hojas de las suculentas se vuelven amarillas?

Una mala práctica con el riego de tus suculentas o tus cactus puede poner en riesgo la salud de tus plantas. Es importante que aprendas cómo determinar cada cuánto tiempo debes regar, es decir, el tiempo que debes dejar entre riego y riego, así como, aprender a escuchar a tus plantas para determinar si sufren exceso o falta de agua.

Es posible que alguna vez te hayas preguntado ¿por qué las hojas de las suculentas se vuelven amarillas? ¿por qué las hojas de mis suculentas se están volviendo amarillas?

En este artículo te vamos a explicar con detalle las señales, la causa y qué debes hacer para solucionar este problema.

En algunas ocasiones, creemos que estamos cuidando correctamente nuestras suculentas y estas comienzan a enviarnos señales de que algo no anda bien. Nos preguntamos, entonces, ¿por qué se mueren mis suculentas?

Siempre comentamos que es muy importante aprender a escuchar a las plantas para saber cuáles son sus necesidades y adecuar nuestros cuidados a ellas. 

El hecho de que las hojas de las suculentas se vuelvan amarillas y traslúcidas o transparentes, son una señal, más que probable, de exceso de riego o humedad.

Principalmente, existen dos síntomas inequívocos que indican que una planta suculenta o crasa ha sido regada en exceso:

  1. Las hojas se sienten húmedas o blandas al tacto.
  2. Al tocar las hojas, éstas se desprenden con facilidad.

Este último es un signo evidente de que una suculenta ha sido regada en exceso y, por tanto, se encuentra en estado o en riesgo de pudrición. Es, sin lugar, a dudas una mala señal.

¿Qué hacer una vez detectamos el exceso de riego en nuestra planta?

Una vez detectado el exceso de riego en la planta suculenta, recomendamos dejar secar por completo el sustrato y aumentar el tiempo entre riegos. Recuerda que con las suculentas y cactus es importante que el sustrato se seque entre riegos.

Este era uno de los consejos que te dábamos en nuestro artículo sobre cada cuánto tiempo regar tus plantas suculentas.

En caso de tener dudas sobre si regar o no, es mejor que NO lo hagas. Espera unos días antes de hacerlo. Es preferible ser cautos con el riego pues las plantas suculentas no toleran bien el exceso de humedad.

Únete a nuestro canal de Telegram

Sigue todas nuestras novedades en tiempo real.

¿Qué ocurre cuando, también, el tallo tiene manchas negras?

En ese caso, el proceso de putrefacción se encuentra en una fase muy avanzada y debes cortar el tallo cuidadosamente eliminando la parte afectada. Deja cicatrizar los esquejes sanos antes de plantarlos de nuevo.

Nuestra recomendación es que impregnes las heridas abiertas con canela o azufre en polvo para acelerar el proceso de curación y evitar la aparición de hongos que puedan atacar a tus suculentas.

Intenta aprovechar cualquier esqueje de tallo u hoja que se vea sano para reproducirlo. Esto es algo que no siempre funciona dado que, en este punto, la vida de la planta ya se encuentra comprometida, pero merece la pena, al menos, intentarlo.

Únete a nuestro grupo sobre suculentas

¿Tienes preguntas sobre suculentas? Este es el sitio perfecto.

Esperamos te haya gustado este artículo y te ayude en el caso de que las hojas de tus suculentas se hayan vuelto amarillas o el tronco de tu planta tenga manchas negras.

Si te ha gustado este artículo compártelo y síguenos en Instagram, Facebook y Pinterest. Te invitamos a que te unas a nuestro grupo “Comunidad Atípicas Suculentas” en Facebook y a suscribirte a nuestra newsletter gratuita, así sabrás cada vez que publiquemos nuevos contenidos.

Más información

Share on pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

1 comentario en “¿Por qué las hojas de las suculentas se vuelven amarillas?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas

Recibe gratis todas nuestras novedades