Índice de contenidos

Realizar un terrario en tu propia casa es una de las muchas opciones que ofrecen las suculentas. Los terrarios de plantas suculentas requieren poco mantenimiento, son fáciles de hacer y se ven muy bien.

En nuestro canal de YouTube puedes encontrar algún vídeo donde te mostramos cómo hacerlos. Además, en Pinterest tenemos un tablero única y exclusivamente dedicado a los terrarios con muchas ideas DIY.

En este artículo te vamos a hablar de las capas de un terrario y te enseñaremos cómo hacer un terrario en 7 pasos muy sencillos.

Capas de un terrario

Para realizar un terrario con suculentas utilizamos diferentes capas que cumplen, cada una de ellas, una función específica. A la hora de saber cómo hacer un terrario de suculentas es importante tener en cuenta que vas a necesitar una capa de:

También puedes utilizar piedras decorativas para suculentas sobre el sustrato haciendo las veces de acolchado para suculentas.

Ahora, vamos a ir mostrándote paso a paso cómo hacer un terrario de suculentas.

Cómo hacer un terrario de suculentas

1. Elige un contenedor de cristal

Puedes reciclar contenedores de cristal para darles una segunda vida. En Atípicas, por ejemplo, hemos utilizado vasos de velas, frascos de conserva de cristal y botellas de vino para hacer terrarios. Simplemente debes asegurarte de limpiar muy bien el contenedor y estará listo para convertirse en un terrario.

También puedes darle una segunda vida a otros contenedores de cristal que tengas en casa.  Copas de cristal, mason jars, bowls y peceras sirven para hacer unos preciosos terrarios.

En el mercado hay recipientes para terrarios en diversas formas y tamaños. Los hay en forma de bombilla, alargados, redondos, en forma de gota, colgantes y con bases y soportes muy interesantes. ¡Elige el que más te guste!

2. Pon una capa de piedras o gravilla en la base

Una vez hayas elegido tu contenedor debes crear un falso drenaje. El propósito de esto es separar el sustrato del exceso de humedad para mantener las plantas suculentas sanas. La gravedad es nuestra mejor aliada a la hora de hacer terrarios, creando capas de diversos elementos podremos crear el ambiente que necesitan nuestras plantas para sobrevivir y estar hermosas.

Pon una capa de piedras a gravilla en la base de tu contenedor. En Atípicas nos gusta poner una capa de piedras gruesas y después otra de piedras más finas. Así, cuando regamos nuestro terrario todo el exceso se almacena en el fondo, el sustrato permanece en su sitio y las suculentas felices.

3. Añade una capa de carbón activado

Pon una capa fina de carbón activado. Este servirá también para favorecer el drenaje, mantendrá todo limpio, fresco y sin olores. Lo puedes encontrar en tiendas de mascotas o donde vendan peces ya que es usado en filtros de peceras y agua.

También lo puedes comprar a través de este enlace.

4. Pon una capa de sustrato apto para suculentas

Una vez hemos preparado nuestro falso drenaje podemos ubicar el sustrato. Asegúrate de usar un sustrato apto para suculentas y cactus, este lo puedes preparar en casa o comprarlo ya hecho.

Si decides hacer tu propio sustrato te recomendamos que no te pierdas nuestro artículo con todo lo que debes saber del sustrato para cactus y suculentas y otro donde te compartimos nuestras 7 recetas de sustrato casero para cactus y suculentas.

Calcula la cantidad de sustrato que vas a usar dependiendo del tamaño del contenedor que estés usando y de las plantas que irán en tu terrario. Debes poner sustrato suficiente para que las plantas desarrollen sus raíces.

5. Planta tu planta suculenta

Puedes elegir las suculentas que más te gusten. Te recomendamos que tengas en cuenta los requerimientos de luz y agua de las especies que decidas elegir y, si vas a poner varias especies, asegúrate de que sean compatibles, de que tengan necesidades y cuidados similares.

Visita nuestra sección donde puedes encontrar los cuidados de muchas especies de suculentas

Ten cuidado con las raíces de tus plantas, trátalas con delicadeza. Cubre las raíces por completo con el sustrato sin usar mucha presión, sin compactar las capas en el terrario.

Puedes jugar con la combinación de plantas y su ubicación para crear la combinación que más te guste.

6. Decora a tu gusto

Lo mejor de hacer tu propio terrario es que lo personalizas a tu gusto. Usa los elementos que más te agraden y que tengas a tu disposición para terminar este lindo proyecto. Puedes decorar con piedras y arena decorativas (también puedes encontrar estos elementos en las tiendas de mascotas), conchas y caracolas (lávalas antes para asegurarte de que no tienen restos de sal), rocas, cristales, figuras decorativas miniatura o juguetes viejos.

7. Coloca tu terrario de suculentas en casa y cuídalo

En nuestro artículo sobre cómo regar suculentas y cactus, decíamos que es importante tener los terrarios de suculentas resguardados de la lluvia. Nuestro consejo es que coloques desde el primer día tu terrario en un lugar apropiado, cerca de una ventana donde reciba varias horas de luz indirecta al día y con buena ventilación.

Si tus plantas no reciben suficiente luz solar se estiraran y perderán su linda forma, así que mejor prevenir. También debes tener en cuenta que al estar en un recipiente de cristal se potencian los rayos solares. Si tu terrario recibe demasiada luz directa durante varias horas al día es probable que tus plantas sufran quemaduras. No queremos ni que se estiren, ni que se queman, así que debemos buscar el punto medio.

Recuerda que la frecuencia de riego debe ser menor que con tus otras plantas

El riego deberá ser menos frecuente que con tus otras plantas suculentas. Si bien hemos creado un falso drenaje no es igual al drenaje de una maceta con orificios, toda el agua que pongas debe ser aprovechada por las plantas, o ir al fondo del recipiente, o se debe evaporar en poco tiempo. Si te pasas y el exceso supera nuestro falso drenaje hasta empapar el sustrato nuestras plantas estarán en peligro.

En este artículo puedes aprender cómo saber cada cuánto regar tus plantas suculentas.

En nuestro artículo sobre cuándo regar suculentas y cactus te hablamos sobre nuestro método de riego. Es mejor regar únicamente cuando el sustrato se seque por completo, lo puedes comprobar pinchando el sustrato con un palillo delgado de madera y revisando que la base del terrario, la de la capa de piedras, no tenga nada de humedad.

Puedes usar estos mismos pasos para plantar en contenedores sin orificios de drenaje, como tazas, mugs y porcelanas.

No te pierdas estos artículos...

1 comentario en “Cómo hacer un terrario de suculentas”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Copyright | Atípicas Suculentas

Recibe gratis todas nuestras novedades