7 beneficios del acolchado para suculentas

¿Sabes qué beneficios tiene el uso de acolchado para tu suculentas? Aquí tienes 7 beneficios muy interesantes que seguramente no conocías.
7 beneficios del acolchado para suculentas

Ahora que ya sabes qué es el acolchado para suculentas, qué materiales puedes utilizar para hacerlo y dónde puedes conseguirlo, vamos a hablar de los beneficios que tiene para nuestras plantas utilizarlo.

Si aún no has leído ¿qué es el acolchado?, deberías empezar por aquí.

También te recomendamos cómo elegir el mejor acolchado para tus suculentas.

En este otro artículo te hablamos de cómo usar el acolchado para suculentas, pero, primero, vamos a descubrir 7 beneficios que tiene para nuestras suculentas utilizarlo.

7 beneficios de utilizar acolchado para suculentas

1. Sirve como barrera entre las hojas más bajas y el sustrato

De esta manera, reduce las probabilidades de que nuestras hojas entren en contacto directo con el sustrato porque, en el caso de que éste se encuentre húmedo, podría suponer que las hojas comiencen a pudrirse, pues cómo ya sabemos no toleran demasiado bien la humedad.

2. Previene la aparición de mala hierba

La mala hierba crece con dificultad si se usa acolchado. Las hierbas compiten por los recursos hídricos y nutritivos con nuestras suculentas, así que cada vez que crecen deberíamos eliminarlas. Al usar acolchado nos ahorramos un poco de tiempo y trabajo porque evitamos tener que limpiar tantas malas hierbas.

3. Aporta luz a la hojas bajas y previene la etiolación

Los acolchados de tonos claros, por ejemplo, piedras de color blanco, reflejan la luz. Esta luz sirve para que las hojas más bajas de las suculentas, las más cercanas al sustrato, tengan un poco de iluminación extra, lo cual les permite realizar una correcta fotosíntesis y prevenir la etiolación. La luz reflejada por el acolchado no es tan potente como la luz directa, así que no quemará la planta. Es completamente seguro.

4. Mitiga los efectos de la erosión y compactación del sustrato

La lluvia y el riego con el tiempo erosionan y compactan el sustrato. El acolchado funciona como una capa protectora que hace que el agua no llegue con fuerza directamente al sustrato, mientras que al entrar en contacto primero con el acolchado riega más suavemente el sustrato. Esto se nota mucho en climas tropicales o, en general, donde se presenten lluvias abundantes y prolongadas.

Cómo reproducir tus suculentas | Atípicas Suculentas

5. Previene la separación del sustrato

Existen una serie de elementos o componentes en el sustrato que utilizamos con las suculentas más ligeros o menos densos que otros. Por ejemplo, si usamos perlita dentro de nuestro sustrato y regamos notamos que esta tiende a flotar porque es bastante densa. Con el tiempo podremos ver que más y más perlita está visible en la superficie de nuestro sustrato, lo cual no está bien porque para cumplir su función debe estar mezclada con los demás ingredientes.

Al usar acolchado evitaremos este fenómeno porque los elementos no se desplazan fácilmente hasta la parte superior. Todo el sustrato permanece mezclado y conserva las propiedades necesarias para mantener nuestras suculentas sanas.

Descubre 7 recetas para hacer tu propio sustrato para suculentas

6. Regula la temperatura del sustrato

Usando materiales y colores como acolchado que sean pobres conductores de calor se puede mantener el sustrato con una temperatura menor a la del ambiente. En climas muy cálidos o durante el verano el sustrato expuesto a la luz directa se puede calentar tanto que las raíces de las plantas se ven afectadas. Utilizando el acolchado apropiado puedes prevenir daños en tus suculentas causados por las altas temperaturas.

A la inversa del punto anterior, si se usan materiales que sean proclives a la retención del calor, bien sea por sus componentes o por sus colores, se puede retener calor en el sustrato. Esto es especialmente útil para evitar daños causados por heladas, pues el acolchado sirve como manta reteniendo temperatura y protegiendo las raíces de las suculentas.

7. Aporta nutrientes

Como te enseñamos en el artículo anterior, puedes usar materiales orgánicos e inorgánicos como acolchado o mantillo para tus suculentas. Si decides usar materiales orgánicos, como astillas de madera o astillas de corteza, estas se irán descomponiendo paulatinamente y al hacerlo aportarán nutrientes al sustrato que podrán ser aprovechados por tus suculentas.

Como puedes apreciar, el uso de acolchado no sólo cumple una función ornamental sino que, además, tiene una serie de beneficios para nuestras suculentas.

Si quieres saber cómo elegir el acolchado perfecto para tus suculentas, no te pierdas el siguiente artículo.

Aprende cómo elegir el mejor acolchado para suculentas.

Suscríbete para recibir promociones y todas las novedades.
Únete a más de 35.000 amantes de las suculentas.

¡Ayúdanos y comparte!

7 beneficios del acolchado para suculentas
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on pinterest
Compartir en Pinterest
Share on whatsapp
Compartir por WhatsApp
Share on telegram
Compartir por Telegram
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIN
Share on email
Compartir por Email

Síguenos en:

También te recomendamos estos artículos:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No copies, ¡comparte! Trabajamos muy duro para crear contenidos. Si quieres compartirlo, pon el link del artículo en tus Redes Sociales. Gracias.