Cómo cuidar la Sansevieria trifasciata o «Lengua de suegra»

Descubre cómo cuidar la Sansevieria trifasciata o "Lengua de suegra" y todos los beneficios que aporta esta planta a tu bienestar.

Lengua de Suegra, Lengua de Vaca, Espada de San Jorge, Espada de Santa Bárbara (en Brasil), Snake plant (en inglés)… Estos son algunos de los nombres que recibe esta hermosa especie: la Sansevieria trifasciata.

Sin lugar a dudas, esta suculenta es una de nuestras favoritas. Y lo es por muchas razones: por lo bien que se ve en cualquier ambiente de interior, por lo fácil que es cuidarla o por lo interesante que resulta reproducirla.

En este artículo te vamos a contar muchas cosas sobre esta bonita suculenta, algunos consejos básicos para saber cómo cuidar la Sansevieira trifasciata o «Lengua de suegra» adecuadamente así como los beneficios que aporta esta planta.

Datos básicos sobre la Sansevieria trifasciata

Esta suculenta, originaria de África, pertenece a la familia de las Liliáceas y es una planta perfecta para principiantes ya que es realmente resistente y requiere muy pocos cuidados.

Sus hojas, que llegan a alcanzar más de 50 cm de altura, presentan colores en tonos verdes siendo muy características las bandas amarillas que presentan en los bordes.

Es una planta muy longeva y resistente que, incluso sin cuidados, sobrevive perfectamente. Su aspecto con hojas erguidas y duras aporta a esta planta un aspecto escultural ideal para la decoración de interiores modernos.

Cómo cuidar la Sansevieria trifasciata o «Lengua de suegra»

+ Iluminación

Se trata de una planta que prefiere la luz directa del sol lo que hace que sus hojas crezcan más fuertes y adquieran tonos con colores verdes más intensos. Sin embargo, también es de las plantas suculentas que toleran mejor la poca iluminación.

Por este motivo es posible tenerla en exteriores e interiores, incluso en habitaciones poco luminosas.

Es importante no abusar de la capacidad adaptativa de esta planta. Necesita iluminación para estar sana y verse bien, si la luz que recibe es insuficiente notarás que crecen pocos tallos nuevos y que, además, éstos son más largos y poco consistentes, motivo por el cual, la planta tiende a arquearse. Si observas esto es una señal de que necesita ser reubicada en un lugar con más luz.

+ Riego

Al igual que con el resto de plantas suculentas, debemos tener cuidado con el exceso de riego pues un exceso de humedad podría suponer la pudrición de la planta y, en consecuencia, su muerte.

Como hemos repetido en algunos artículos, los requerimientos de frecuencia de riego depende mucho de las condiciones en las que tengas la planta. Te recomendamos que leas el artículo sobre cada cuánto regar tus suculentas.

Como norma general te aconsejamos regarla en abundancia y con poca frecuencia. Si observas que las hojas de la planta se arrugan y pierden firmeza significa que necesita más riego. Si, por otra parte, notas que las hojas toman un extraño color amarillo o que se ven y sienten aguadas significa que tienen exceso de riego.

+ Temperatura

Tienen una buena tolerancia a temperaturas altas, aunque no extremadamente altas, pero no debe ser expuesta a temperaturas demasiado bajas. 

Según esto y su capacidad de tolerancia a poca iluminación es una especie que se da muy bien en interiores. 

Al igual que otras plantas en interiores se debe tener cuidado con no ubicarla muy cerca de radiadores o calefacción para evitar quemaduras.

+ Maceta o recipiente y sustrato

Como comentamos anteriormente, el hecho de que se trate de una planta que alcanza longitudes mayores al medio metro y el tamaño que adquieren sus hojas hace que sea necesario plantarlas en macetas con un buen soporte.

Además, es importante que el sustrato tenga un buen drenaje para evitar que se produzcan excesos de humedad que deriven en la putrefacción de la planta, especialmente si decides tenerla en interiores.

Aquí tienes 7 recetas caseras para hacer tu propio sustrato para suculentas

Beneficios de la Sansevieria trifasciata

En un estudio de la N.A.S.A publicado en 1989 (ver informe), la Sansevieria trifasciata apareció en un listado de plantas que, colocadas en interior, contribuyen a la purificación del aire convirtiendo el dióxido de carbono en oxígeno ayudando así a:

  • mejorar problemas respiratorios, 
  • contribuir a la reducción del estrés, 
  • combatir el cansancio o,
  • ayudar a la conciliación del sueño.

De igual manera también se recomienda plantarla en abundancia en exteriores para contribuir a la limpieza del aire en general y, si alguien en tu hogar tiene afecciones respiratorias como asma, alergias o rinitis, el tener esta planta en casa puede servir para aliviar los síntomas.

Ahora, tu siguiente paso es aprender cómo reproducir la Sansevieira trifasciata.

Y tú, ¿ya tienes una Sansevieria trifasciata en tu casa?

Suscríbete para recibir promociones y todas las novedades.
Únete a más de 40.000 amantes de las suculentas.

También te recomendamos estos artículos:

1 comentario en “Cómo cuidar la Sansevieria trifasciata o «Lengua de suegra»”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No copies, ¡comparte! Trabajamos muy duro para crear contenidos. Si quieres compartirlo, pon el link del artículo en tus Redes Sociales. Gracias.